La adivinación con cartas españolas te pueda ayudar a traducir lo que responden los naipes del tarot en caso de que necesites ayuda. Por medio de la lectura de la baraja española tienes acceso a la videncia gratis, tu yo superior te lleva en su viaje y permite a tu historia íntima de amor desarrollarse. Al permitir que la energía universal fluya en cualquier parte de tu personalidad, la baraja española ayuda a la curación psíquica cuando la persona está en la necesidad de ser ayudada. El tarot con cartas españolas permite aprovechar la energía espiritual haciendo que cualquier obstrucción se libere sanando cualquier aspecto de tu vida que tengas que limpiar, el trabajo de curación que realizan las tiradas de cartas españolas es muy necesario.

Aprender a Tirar las Cartas Españolas

Aprender Tarot Español. En el momento de tirar las cartas españolas se pueden utilizar muchos esquemas de tirada, pero sea cual sea el método que se utilice, el lector debe permanecer con la mente abierta y honesto en su fuero interno. Es difícil explicar a otras personas todo el proceso necesario para aprender como tirar las cartas españolas y convertirte en tirador de cartas. Hay quien cree que solo se precisa un poquito de práctica para convertirse en un gitano que te lee la Buenaventura.

Previo a la consulta, se deben barajar las cartas españolas hasta mezclarlas adecuadamente. Después se deja la baraja sobre el tapete y se comienzan a remover las cartas haciendo abanicos y círculos concéntricos de modo que luego salgan tanto al derecho como invertidas. De este modo nos aseguramos una consulta más exhaustiva. Tras mezclar las cartas, se recogen y volvemos a barajar esta vez de forma habitual.

Ahora, para hacerse una idea de los matices que revelará la tirada, se corta la baraja en 3 montones; las 6 cartas que encontramos arriba y abajo de cada montón nos rebelan generalmente el entorno que rodea a la pregunta. Este sistema resulta muy apropiado y tiende a simplificar la interpretación posterior, pues recibimos previas indicaciones acerca de cómo se deberá interpretar la tirada. Seguidamente pasamos a ordenar los 3 grupos en uno solo, de forma distinta a como se hizo cuando se cortó.

Es en este momento cuando abriendo la baraja con una mano (la izquierda si eres diestro) en forma de abanico, se procede a sacar al azar las cartas precisas para la tirada. Aunque para tomar las cartas, se puede utilizar cualquier mano. Para quienes utilizan la mano derecha de normal, la mano izquierda tiene correspondencia con el plano de los sentimiento (el corazón se encuentra a la izquierda), por el contrario la derecha se se relaciona con el plano de la razón.

Ahora procedemos a ubicar las cartas sobre el tapete, según la clase de disposición o tirada elegida, teniendo cuidado de colocar cada una en el orden en el cual salio, en su posición correspondiente y tal como este, al derecho o invertida. Existen echadores de cartas que para conocer a primera vista que cartas salieron del derecho o invertidas, cogen las cartas tras adquirir la baraja nueva, se aseguran de que se encuentren todas al derecho y las marcan de manera casi inapreciable con un lápiz de punta fina en la esquina superior izquierda.