Métodos tirar las Cartas Españolas Tarot tradicional

El Cartomante (profesional de la Cartomancia) como persona que va a tirar e interpretar las cartas españolas del tarot y va a leer la fortuna a la manera tradicional, está obligado a concentrarse en la lectura y en la cuestión sobre la cual consulta su cliente a fin de proyectarse en el psiquismo de esa persona, así como en el campo de sus posibilidades de intuición y clarividencia en el mundo astral. La sincronización de las vibraciones del cartomante y del Cliente (que previamente deberá haber establecido la calma en sí), permitirá al tarotista vidente la exploración del subconsciente y la determinación de futuras posibilidades de adivinación.

El Tarotista vidente, tras haber barajado con sumo cuidado sus cartas españolas en consonancia con los métodos tradicionales, con el objetivo de neutralizar las vibraciones subsistentes de forma eventual de la precedente consulta, debe presentar la baraja al Cliente para que éste realice sobre el tapete el movimiento circular en abanico creando el caos; a continuación, el Cartomante afianzará la mezcla de las cartas pasándolas alternativamente de una de sus manos a la otra, acto seguido soplará encima de los naipes de izquierda a derecha y hará soplar de igual manera al Consultante.

Estas operaciones sucesivas son rituales arcanos del tarot que tienen como finalidad asegurar que el juego queda totalmente impregnado y concertar psíquica y emocionalmente, para una mejor interpretación, al tarotista vidente y al cliente. Es recomendable, según estas diferentes prácticas tradicionales, no cortar jamás el juego del tarot, pues la interferencia traería como consecuencia inexorable perturbar las vibraciones.